Artículos

Alimentos bajos en carbohidratos que debes incluir en tu dieta

Foto: Bekia salud

La palabra “carbohidrato” genera polémica con solo invocarla. Pero es solo mala fama, porque los carbohidratos son la principal fuente de energía para nuestro cerebro, glóbulos rojos y músculos. Lo que ocurre es que están relacionados con la producción de azúcar en nuestro organismo y, claro, como el mundo vive una pandemia de diabetes, tendemos a demonizarlos. Sin embargo, para que tengas en cuenta, el organismo humano mantiene siempre una reserva de azúcar en forma de glucógeno en el hígado y los distintos músculos para ser utilizada como energía cuando lo necesita. Los carbos necesarios para la producción de serotonina en el cerebro, que es la hormona que nos entrega la sensación de bienestar que nos encanta cuando termina una comida que nos ha satisfecho.

Lo importante es que conozcas cuáles alimentos elevan demasiado tus niveles de azúcar, como los jugos de factura industrial, las bebidas gaseosas, pasteles y medialunas, el pan y las pastas blancos, el arroz y las papas. Habría que limitar su consumo o cambiar por alternativas saludables: en el pan y las pastas, por ejemplo, recurrir a harinas negras o vegetales.

Y puedes añadir a tu dieta alimentos que de frentón tienen bajísimos porcentajes de carbohidratos. Vamos a dejarte una lista pero debes tener en cuenta, antes de elaborar tu dieta semanal o mensual, que todo depende siempre de tu gasto diario de energía.

– Huevos en todos los estados o estilos: duros, fritos, revueltos, en omelettes, etc. Son preferibles, eso sí, los huevos orgánicos.

– Grasas naturales, como la que hay en la mantequilla, que puedes usar incluso para cocinar (puede ser también crema de leche), porque la comida queda más sabrosa. El aceite de coco o de oliva también son buenas opciones.

– Carnes de cualquier tipo: ternera, cerdo, cordero, aves de corral o de caza, etc. Si es posible, escoge carnes orgánicas o de ganado alimentado solo con pasto. Pescados y mariscos de todos los tipos, incluso el pescado graso, como el salmón y las sardinas, son excelentes, siempre y cuando no los comas rebozados.

– Verduras que crecen en la superficie: como coliflor, brócoli, repollo, kale, espinacas, espárragos, berenjenas, aceitunas, setas de todo tipo, pepino, lechuga, cebolla, pimiento, tomate, etc. Los frutos secos son fantásticos y no solo para regalarte un cariñito de vez en cuando. Consúmelos con moderación en vez de comer palomitas o papas fritas cuando veas una película o picotees con amistades.

¡Queremos saber tu opinión!