Artículos

Meditación yóguica para desarrollar tu intuición = inteligencia

Foto: Guía Fitness

El Presente no es el Presente. Qué frase más rara, ¿no? Es típica como parte de un discurso yóguico, que normalmente entrega un buen instructor al final de una buena clase. El Presente es el ahora y un poco más allá, mirando hacia el futuro. Si eres mujer entenderás de inmediato, porque te pasa constantemente que sabes cómo vendrán las cosas, que eres capaz de vislumbrar cuál será el resultado de tal o cual situación. Incluso a veces lo compartes: “amiga, si no tienes cuidado con este tipo, te hará daño…”. Lo comentas con quienes tienes confianza, incluso aunque no manejes evidencias de donde tomarte para asegurar aquello que pasará. Y normalmente, le achuntas. Y a veces te llaman “bruja”. Y a veces tú dices: “lo sentí en la guata”.

Nada de brujerías ni de tripas: se llama intuición, es nuestra capacidad de vivir el presente vislumbrando cómo será el futuro cercano y no tiene nada de mágico, es una herramienta que todos poseemos pero que está desarrollada solo en quienes mantienen algún tipo de práctica espiritual continua. Para el yoga, de hecho, intuición es lo mismo que inteligencia. Porque al desarrollarla se acaban la confusión y las dudas y las respuestas aparecen en la mente con una claridad alucinante.

Puedes practicar esta meditación llamada “El aliento de cuatro golpes para construir la intuición” para poder desarrollar tu intuición. Te sorprenderá la rapidez con que funciona:

– Entrelaza los dedos, excepto los dedos índices, que se juntan completos y apuntan hacia arriba. Al mismo tiempo, cruza los pulgares. Mantén los ojos abiertos a 1/10. Ubica los dedos justo debajo de la nariz, pero procurando que puedas ver la punta de tus dedos índices.

Abre tu boca y has una “O” con tus labios. Inhala por la boca en 4 chorros de aire iguales, hasta que hayas completado la capacidad de tus pulmones. Luego exhala, largo, profundo y de una vez, usando la nariz (ambas fosas nasales). Repite esto durante 16 minutos. Esta meditación abre tus chakras y tu sistema auto-sensorial.

Para terminar inhala y estira los brazos hacia los lados con las palmas de tus manos mirando hacia arriba. Mantén el aire adentro durante 20 segundos, exhala y repite una vez más.

Finalmente exhala y relájate.

¡Queremos saber tu opinión!