Artículos

Feng Shui para comenzar el año laboral con energía

El dinero es una forma de energía, y como tal depende de ti qué uso le des. Por ejemplo, como dirían los maravillosos Les Luthiers, “El dinero no hace la felicidad, la compra hecha”. Más allá de buenas bromas, obviamente siempre es bueno hacer lo que esté a mano para que no falten los recursos familiares ni sobre un buen poco de plata para poder hacer la vida más llevadera. Así es que te dejaremos unos tips que podrían ayudarte a atraer prosperidad, sobre todo pensando en que se viene el verdadero comienzo de año en Chile, con el terrible marzo mordiendo los bolsillos de la clase media.

Siempre es importante recibir alguna orientación de corte espiritual. Aquí te dejamos algunas ideas que provienen del arte milenario chino del Feng Shui:

– Has que la puerta de tu casa se vea atractiva. Si está oculta o es difícil acceder, las oportunidades no podrán encontrarte. El timbre debe funcionar bien, ubica plantas alrededor y mantenla siempre limpia.

– Dentro de tu casa decora con los colores rojo, verde o violeta. Pinta una pared de rojo, decora con objetos verde brillante, dispón de una manta o almohadones violetas sobre el sofá que gobierna el living. Se dice que acciones como estas (son sugerencias, tú puedes variar como quieras) atraen dinero a tu hogar.

– Ordénate. Una casa libre de desorden, vibrante e inspiradora, atrae prosperidad. Deshacerte del desorden libera espacio y ayuda a que entre energía positiva.

Pero además te dejamos algunos consejos de orden práctico, relacionados con tu vida profesional y financiera, que podrían aligerarte la carga emocional que significa la obligación de generar recursos.

– Asume tu realidad, entiéndela y ve cómo modificarla. En otras palabras, deja de alegar, que solo causa sufrimiento. Si no te engañas no puedes estresarte. Es vital que manejes información acerca de cómo te ven o sienten tus jefes o los clientes acerca de tu negocio, si administras uno propio. Luego utiliza aquella realidad tangible para modificar tu ambiente o definitivamente moverte hacia otra cosa. Lo importante es que, de una u otra manera, establezcas metas.

– Planifica. Aquellas metas que ya elegiste deben ser parte de un proceso de planeación sobre tu futuro, ya sea si quieres mejorar tus condiciones laborales y salariales o si quieres moverte por otros lares. La planificación siempre debe tener un propósito, que además considere procesos, personas, asociaciones y placer respecto de lo que quieres lograr.

– Edúcate. Mantente estudiando, ojalá un poco cada día. Vale tanto si eres una empresaria o emprendedora como si ofreces servicios profesionales o desarrollas un oficio. Siempre es importante saber un poco más sobre el negocio que estás llevando.

¡Queremos saber tu opinión!