Artículos

6 maneras de atraer energía positiva a tu vida

 

Por un lado está la evidencia científica: las personas optimistas viven vidas más largas y saludables, en comparación con personas con tendencias más negativas, principalmente porque tienen menor predisposición a la depresión y porque poseen hábitos de vida más saludables.

Y por otro camino corre la idea, cada vez más propagada, de que usando ciertas formas de programación mental, los seres humanos podemos modificar nuestras realidades y, literalmente, atraer aquello que necesitamos para concretar nuestros anhelos. Le llaman Ley de Atracción y, de maneras muy peculiares, cada vez es más aplicada.

Nosotros, sin pretensiones excesivas, te dejamos aquí una guía breve que puede ayudarte a atraer buenas vibras y energía positiva a tu vida diaria, con el objetivo de que las puertas se abran y tengas menos baches en el camino hacia lograr tus objetivos.

1.- Come sano. El primer estresor en la vida es aquello que ingieres. Nútrete bien, conoce la maquinaria de tu organismo, pues aunque compartimos una misma biología, cada ser humano es único. Busca la dieta que más te acomode.

2.- No te quedes pegada en las malas experiencias. El pasado ya ocurrió, vivir aquí y ahora es un regalo, por eso se llama “presente”. Libérate de culpas, sobre todo si aquella mala experiencia ocurrió en tu infancia o temprana juventud, cuando tenías menos herramientas para desenvolverte. Quítate peso, sácate lastre. Te dejamos aquí un mantra que lo sana todo, incluso aquello que lleva décadas pegado en el inconsciente.

3.- No te metas en la vida de nadie, no seas policía de los demás. Así nadie se meterá en tu vida. Y, más importante aún, combatirás la tendencia enferma de nuestro ego a hacernos creer que tenemos control sobre el devenir de la vida. El control es una ilusión que encasilla tu mente en tiempos y lugares finitos. Meterte en la vida de los demás te quita tiempo para vivir la tuya.

4.- Debes amarte. Pero de verdad. Si eres de aquellas que dicen: “prefiero amar a otros antes que a mí”, no sabes qué es el amor: por lo tanto, no puedes amar a nadie. El amor es “la” forma de energía que moviliza todo; si no hay amor, hay duda. Si hay duda no hay movimiento, pues no hay auto-aceptación. Ámate y todas tus energías te guiarán hacia la realización personal. Debes amarte como si fuera un entrenamiento diario neurosensorial.

5.- Hagas lo que hagas, debes ser ejecutiva. Una máxima yóguica dice: “los tontos piensan, los santos hacen”. Actúa de manera intuitiva, siguiendo a aquella amalgama perfecta entre razón y corazón que no falla. Pero lo importante es que hagas, que actúes. Las programaciones, los planes, las hojas de ruta sirven solo como referencias, siempre deben ser flexibles, modificables según cambien las mareas en el camino hacia tu realización personal.

6.- Hagas lo que hagas, debes ser creativa. Visualiza de manera positiva, atrévete por caminos que te parezcan alocados; siempre y cuando seas respetuosa con la vida y los demás, la imaginación es el camino hacia el poder de la auto-realización.

¡Queremos saber tu opinión!