Artículos

LISS, el entrenamiento cardio de baja intensidad

No hay problemas: solo soluciones. Ya te comentamos, publicaciones atrás, que si tu jornada laboral y tu vida familiar te dejan poco tiempo para ejercitarte, existen Entrenamientos en Intervalos de Alta Intensidad (HIIT) que te ayudan a reducir grasa y mantener buen estado físico usando pocos minutos al día. Pues bien, ahora te contamos que si quedar con la lengua afuera no es lo tuyo, existe el LISS, un entrenamiento cardiovascular de baja intensidad tan efectivo como cualquiera.

LISS es un acrónimo de la oración en inglés Low Intensity Steady State. La práctica consiste en mantener una intensidad baja al ejercitarse pero combinada con un esfuerzo constante. Los creadores del sistema son la famosa entrenadora personal australiana, Kayla Itsines, y su novio, el empresario Tobias Pearce. Con esta palabra querían abreviar los términos ejercicio, ritmo cardíaco e intensidad del cardio.

¿Cómos se hace? Elige una actividad cardio común y corriente y la practicas al 65% de tus posibilidades durante periodos de 30 a 60 minutos. Esto se hace dos o tres veces por semana. Algunas de estas actividades, recomendadas por Kayla y Tobi, pueden ser caminar rápido o trotar lentamente por la calle, caminar en colinas o con inclinación en una cinta, natación moderada en una piscina o en el mar, subir escaleras y bajar, trabajar en una máquina elíptica o en una de remo, ciclismo al aire libre o usar una bicicleta estática.

Las críticas de algunos expertos aseguran que prácticas tan livianas a la larga provocan pérdidas de masa muscular, en comparación con otras formas de ejercicios cardiovascular utilizados para bajar peso. Pero Kayla Itsines ha respondido de manera muy profesional, argumentando que los LISS pueden utilizarse como variaciones en los tipos de entrenamiento, con el objetivo, por ejemplo, de ayudar en las recuperaciones físicas de personas que realizan normalmente actividades de alto impacto. Por ejemplo, el LISS y los HIIT pueden combinarse semanalmente, con el objetivo de cuidar articulaciones y tendones, que tienden a inflamarse como consecuencia de entrenamientos más fuertes.

¡Queremos saber tu opinión!